7 cosas que no sabías de la vasectomía

La vasectomía es el método anticonceptivo permanente más confiable que hay para prevenir embarazos y con ello llevar un control de la natalidad.

Frente a este procedimiento existen muchos mitos. 

A diferencia del proceso de esterilización femenino, que consiste en ligar las trompas de Falopio, la vasectomía es mucho más  confiable, rápida y segura.  

Son muy pocos los hombres sexualmente activos que se realizan la vasectomía en comparación con el mayor porcentaje de mujeres  que se someten a la ligadura de trompas o salpingoclasia.

A continuación te presentamos algunos de los mitos más comunes que se presentan entre los hombres.

La vasectomía mata del deseo sexual

Mito falso. El deseo sexual, la capacidad para tener erecciones y eyacular no se ven afectados por la vasectomía.

Es importante esperar a sentirse recuperado para tener relaciones sexuales.

Algunos hombres experimentan un leve dolor en los testículos cuando se excitan.

Ese dolor desaparecerá al cabo de unos días.

La vasectomía es muy dolorosa

Mito falso. Es comprensible que se crea que la cirugía es dolorosa sobre todo en un área tan sensible.

Cada paciente es único y experimentará un poco de  incomodidad. La vasectomía generalmente no es dolorosa.

El paciente sentirá un leve tirón mientras el médico localiza los conductos deferentes.

Para reducir las molestias y la hinchazón se recomienda tomar medicamentos antiinflamatorios o aplicar una bolsa de hielo en la zona afectada.

La recuperación es larga y dolorosa

Mito falso. Muchos pacientes se asombran al sentir  la rapidez con la que se recuperan.

Por lo general, la recuperación toma una semana. Un aspecto importante para la recuperación es el descanso. 

Por lo que se recomienda que el paciente programe su cirugía para un fin de semana largo. 

La cirugía lleva tiempo y deja una sensación extraña

El procedimiento tiene una duración entre 20 y 30 minutos.

Es posible que la idea de tener una sensación extraña se asocie con el área sensible que se va a intervenir.

El médico urólogo usará un anestésico local para adormecer el escroto.

Se sentirá un leve estiramiento al sellar los conductos deferentes, que es el canal por donde viajan los espermatozoides para mezclarse con el semen.

Al final del procedimiento el paciente tendrá unos pocos puntos de sutura.

La vasectomía falla en los resultados

Tal vez los pacientes cuentan con información un poco desactualizada.

A lo largo de los años los urológos han mejorado considerablemente las tasas de éxito de esta intervención.

Hoy en día se cuentan con resultados de efectividad del 100% y se considera la vasectomía como la forma más eficaz para el control de la natalidad.

Si bien es importante tener en cuenta que la vasectomía no es efectiva de manera inmediata.

Es decir, que  se necesitan unas 10 o 20 eyaculaciones para eliminar completamente los espermatozoides del semen.

El semen cambiará de aspecto

El semen se verá de la misma manera que antes del procedimiento.

El paciente seguirá eyaculando la misma cantidad de líquido, solo que sin espermatozoides.

Si cambio de opinión y quiero tener hijos, ¿será posible?

Existe un procedimiento de reversión de la vasectomía. Es relevante tener en cuenta que es una intervención difícil.

Se requiere de un cirujano experimentado.  La duración de esta cirugía es de alrededor de 4 a 5 horas. 

La eficacia de la reversión de la vasectomía varía según el tiempo transcurrido desde la esterilización inicial, la manera en que se realizó el procedimiento y el estado general de salud del paciente.

Ante cualquier duda siempre consulta con el médico urólogo.

Inicio

Síguenos en Facebook

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quieres Más Información?