DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

Durante octubre se conmemora a nivel mundial el mes de la concienciación sobre el cáncer de mama y, en especial el día 19, el día internacional de la lucha contra el cáncer de mama.

El cáncer de mama es la segunda causa principal de muerte por cáncer en las mujeres, superada solo por el cáncer de pulmón.

La probabilidad de que el cáncer de seno sea responsable de la muerte de una mujer es de aproximadamente 1 de cada 35 (3%). 

En México, el cáncer de seno constituye la segunda causa de mortalidad en mujeres de 30 a 54 años de edad, y es la primera causa de mortalidad por tumores malignos en mujeres.

El Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) afirma que 15 mujeres mexicanas mueren cada día de esta enfermedad y se diagnostican entre 18,000 y 20,000 casos anualmente.

Las causas del cáncer de seno son múltiples, pero algunos factores de riesgo incluyen:

  1. Edad

  2. Antecedentes familiares de cáncer de seno

  3. Menstruación temprana

  4. Menopausia tardía

  5. Primer embarazo después de los 30 años

  6. Uso de anticonceptivos orales y terapia hormonal

  7. Obesidad después de la menopausia.

Si bien las causas del cáncer de seno aún no están claras, la mayoría de las muertes por esta enfermedad se pueden evitar.

Las mejores estrategias para prevenir la muerte por cáncer de seno son la detección temprana y el tratamiento oportuno.

Por otro lado, si se detecta demasiado tarde, hay pocas posibilidades de cura y, a menudo, solo se pueden ofrecer cuidados paliativos.

Lamentablemente, en México, como en la mayoría de los países en desarrollo, la mayoría de los cánceres se detectan en sus últimas etapas.

Para revertir esta tendencia, la Organización Mundial de la Salud, junto con muchas instituciones y gobiernos de todo el mundo, está promoviendo programas integrales para controlar el cáncer de mama.

Además de la auto exploración mensual de la mama, se considera que las pruebas de detección temprana para el cáncer de seno salvan miles de vidas cada año.

Así es como se podrían salvar muchas más vidas si incluso más mujeres y sus proveedores de atención médica evitaran omitir estas pruebas. 

Entre estas se encuentra la mastografía, que debe realizarse cada año en mujeres mayores de 40 años, el ultrasonido de mama, que se realiza incluso en mujeres jóvenes que tienen antecedentes de cáncer de mama que se ha presentado a corta edad en su familia y para quienes no es tan útil la mastografía debido a la densidad del tejido glandular y por supuesto la revisión realizada anualmente por un ginecólogo para detectar cualquier abultamiento anormal.

Te invitamos a cuidar tu salud, acude con nuestros especialistas para una revisión que permita detectar y tratar oportunamente este padecimiento tan frecuente

Inicio

Síguenos en Facebook

#Cáncerdemama

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quieres Más Información?