DÍA MUNDIAL CONTRA LA HEPATITIS

El 28 de julio la Organización Mundial de la Salud y sus asociados conmemoran el día Mundial contra la Hepatitis con el objetivo de promover la comprensión y sensibilizar a la gente sobre la hepatitis viral y sus consecuencias.

La hepatitis viral es un grupo de enfermedades infecciosas causadas por los virus A,B,C,D y E.

Afecta a 325 millones de personas en todo el mundo  y es la causa de la muerte de aproximadamente 1.4 millones de personas cada año.

Se calcula que aproximadamente 80% de la población no tiene adecuado acceso a pruebas de detección y al tratamiento necesario para combatirla.

Además, hasta 9 de cada 10 personas padecen hepatitis B o C sin saberlo.

Se caracteriza por:

  1. Inflamación del hígado

  2. Fiebre

  3. Falta de apetito

  4. Náusea y vómito

  5. Debilidad y fatiga

  6. Orina oscura y pigmentación amarilla de la piel (ictericia)

De acuerdo al tipo de virus varían el tiempo de presentación de los síntomas y la evolución de la enfermedad.

Las hepatitis A y E se transmiten por la ingesta de alimentos contaminados, casi todas las personas eliminan el virus sin necesidad de medicamentos y su cuerpo se vuelve inmune.

Sin embargo algunas personas pueden desarrollar enfermedad grave o morir a causa de estos virus.

Existe vacuna para la hepatitis A pero no para la E.

La hepatitis B se contagia a través de la sangre, ya sea por compartir agujas o por pinchazos accidentales por agujas contaminadas, material contaminado utilizado en piercings o tatuajes, por contacto sexual y en las mujeres embarazadas se transmite al bebé durante el parto.

La infección puede ser pasajera o hacerse crónica, teniendo como consecuencia cirrosis y en ocasiones cáncer de hígado.

Para este virus existe vacuna.

En el caso de la hepatitis C se propaga a través de sangre contaminada, anteriormente, antes de que existieran los controles rigurosos actuales para las transfusiones sanguíneas, algunas personas adquirían el virus de esta manera sin saberlo, también puede transmitirse en las mismas formas descritas para la hepatitis B.

En el caso de la B la infección inicial suele ser asintomática.

Existen en la actualidad múltiples medicamentos que pueden lograr la curación hasta en el 95% de los casos con hepatitis C.

El virus de la hepatitis D ocurre en algunos casos en forma simultánea a la hepatitis B y puede prevenirse mediante la vacunación contra esta última, al menos 5% de las personas con B también tienen el virus D.

La coinfección de los virus de hepatitis B y D se considera la forma más grave de esta enfermedad, dada su rápida progresión hacia la cirrosis y cáncer del hígado.

En la actualidad existen diversas pruebas de laboratorio que ayudan a detectar la infección aguda o crónica por los virus de hepatitis, si tienes sospechas de padecer la enfermedad o perteneces a algún grupo de riesgo de los mencionados anteriormente te invitamos a que acudas a Hospital Elipse para ser atendido por nuestros especialistas.

Si deseas conocer más te sugerimos consultar el siguiente enlace:

AQUÍ

Inicio

Síguenos en Facebook

#díamundialcontralahepatitis #hepatitis

1 visualización0 comentarios

¿Quieres Más Información?