LA SALUD MENTAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

¿LA SALUD MENTAL EN TIEMPOS DE COVID?

La salud mental, es un estado de equilibrio emocional, cognitivo y conductual que permite al individuo desenvolverse de manera responsable en su entorno familiar, social y laboral, así como gozar de bienestar y calidad de vida, misma que se ha visto afectada por las situaciones de encierro ocasionadas por la pandemia. 

La pandemia   del COVID-19 ocasionada por el virus (SARS-CoV-2), ha tenido un efecto negativo en nuestras vidas, ya que muchos de nosotros nos enfrentamos a retos que pueden ser estresantes, abrumadores y que ocasionen  problemas  emocionales.

La pandemia actual ha cambiado la vida de muchas personas y en particular, sus costumbres diarias, se han visto afectadas por: incertidumbre, rutinas diarias alteradas, presiones económicas, aislamiento social y temor a enfermarse. Esta situación se agrava ante el desconocimiento de cuánto tiempo durará la pandemia y qué pasará en el futuro. 

Las medidas de salud pública que se han implementado, como el distanciamiento social, son necesarias para reducir la propagación de este virus, pero pueden hacernos sentir aislados debido al encierro y aumentar el estrés, la ansiedad y la depresión. 

¿QUÉ ES LA ANSIEDAD Y EL TRASTORNO QUE DESENCADENA?

La ansiedad es un mecanismo de adaptación natural que nos permite ponernos alerta ante diferentes sucesos. El término ansiedad puede significar un ánimo transitorio de tensión (sentimiento), un reflejo de la toma de conciencia de un peligro (miedo), un deseo intenso (anhelo), una respuesta fisiológica ante una demanda (estrés) y un estado de sufrimiento mórbido (trastorno de ansiedad).

Sin embargo, cuando los síntomas de ansiedad se vuelven más significativos que los mismos eventos que los desencadenaron y comienzan a interferir con actividades de nuestra vida diaria, podrían ser señales de un trastorno de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad, se caracterizan por presentar un miedo, ansiedad intensa y una preocupación excesiva. Estos trastornos generan malestar y afectan al funcionamiento habitual de la persona, sin importar la edad. Los trastornos de ansiedad pueden llegar a ser debilitantes.

Algunos ejemplos del trastorno de ansiedad son: trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad social (fobia social), fobias específicas y trastorno de ansiedad por separación.

Se puede presentar más de un trastorno de ansiedad. A veces, la ansiedad surge de una enfermedad que requiere tratamiento, que es posible controlarla con la ayuda adecuada de un profesional del área (psicológica, psiquiatría y médica). 

SÍNTOMAS DEL TRANSTORNO DE ANSIEDAD

  1. Preocupación constante, presente la mayor parte del tiempo. 

  2. Síntomas de agitación (pulso acelerado, palmas sudorosas, manos temblorosas y boca seca), este síntoma se presenta porque el cerebro asocia un peligro inminente y comienza a preparar el cuerpo para reaccionar ante la amenaza.

  3. La tensión muscular, está fuertemente vinculada a la ansiedad.  Se ha demostrado que tratar la tensión muscular disminuye los síntomas de preocupación.

  4. Irritabilidad, la mayoría de las personas con trastorno de ansiedad generalizada suelen sentirse muy irritables, especialmente cuando su ansiedad está en su etapa más crítica.

  5. Los ataques de pánico, producen sentimientos de miedo extremadamente intensos, acompañados de síntomas físicos como ritmo cardíaco rápido, temblores, falta de aire, respiración acelerada (hiperventilación), presión en el pecho, náusea y miedo a morir o perder el control.

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La depresión es un trastorno emocional que causa una alteración en el estado de ánimo, incrementando un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés para realizar diferentes actividades diarias (dormir, comer o trabajar, entre otras). Puede afectar a cualquier persona, sin importar la edad, nivel socioeconómico, la cultura o el nivel educativo. 

En México, 15 de cada 100 habitantes sufre depresión, y la cifra podría ser mayor porque algunas personas jamás han sido diagnosticadas y viven hasta 15 años sin saber que tienen esta afección, que se manifiesta por un estado anímico de nostalgia profunda. La depresión continúa ocupando la principal posición entre los trastornos mentales, y es dos veces más frecuente en mujeres que hombres, la mayoría de los hombres en nuestro país, no reconocen este malestar como una enfermedad cuando buscan ayuda, sus cuadros depresivos son severos. 

Existen diferentes tipos de depresión entre los más frecuentes se encuentran: La depresión mayor o también llamada depresión atípica, y el trastorno depresivo persistente (distimia). 

La pandemia actual, ha desencadenado una serie de transtornos entre los que destaca la depresión, que puede ser atribuida al aislamiento social o soledad, debido a que la falta interacción con amigos y familiares debilita los mecanismos que interactúan para  la promoción de neurotransmisores que actúan para que exista un equilibrio químico adecuado en el ser humano.   

SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN

PSICOLÓGICOS 

  1. Tristeza

  2. Falta de interés 

  3. Pensamientos negativos

  4. Vacío emocional  

  5. Ideas de suicidio 

  6. Problemas de concentración o de memoria 

  7. Desmotivación extrema 

  8. Desesperanza

  9. Retraimiento social 

FÍSICOS

  1. Problemas de sueño

  2. Enlentecimiento mental y físico

  3. Aumento o disminución del apetito 

  4. Aumento o disminución del peso 

  5. Fatiga físico

¿SE PUEDEN PRESENTAR AMBOS TRANSTORNOS DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN AL MISMO TIEMPO?

La depresión y la ansiedad pueden coexistir, debido a que  la ansiedad  suele presentarse como un síntoma que se expresa a causa de una  depresión y también  puede suceder que se  propicie una depresión a causa de  un trastorno de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico o el trastorno de ansiedad por separación.

TRATAMIENTO 

Los síntomas de ambas afecciones suelen mejorar con: 

  1. Asesoramiento psicológico o psicoterapia, también llamada terapia de conversación, que consiste en hablar sobre su afección y temas relacionados con un profesional de la salud mental, las psicoterapias pueden tener objetivos diferentes y métodos diversos, pero en todos los casos la herramienta de trabajo es la palabra.

  2. El empleo de tratamiento farmacológico como:  antidepresivos, ansiolíticos y antipsicóticos de acuerdo con lo que se requiera. 

  3. Los cambios en el estilo de vida:  cómo mejorar los hábitos de sueño, aumentar el apoyo social, mejorar la relación del entorno familiar, emplear técnicas de relajación o meditación, evitar el sedentarismo e incrementar la actividad física, evitar el consumo de alcohol y tabaco, también pueden ser de ayuda. 

Se ha mencionado que la atención de la enfermedad mental,  debe abordarse bio-psico-social, es decir, teniendo en cuenta los aspectos biológicos, psicológicos y sociales. Recuerda que no es malo pedir ayuda y evita recurrir a la automedicación.

Inicio

Síguenos en Facebook

254 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quieres Más Información?