Un silencio peligroso, ¿Qué es la depresión masculina?

Existen demasiados estereotipos sociales, en los cuales los hombres deben mostrarse fuertes.

Sin darse la oportunidad de expresar sus emociones, ya que este puede ser un signo de debilidad. 

La cuestión aquí es, que todos debemos expresar y trabajar en nuestras emociones,.

Incluso los hombres, pues qué si éstas no se canalizan adecuadamente, pueden causar un síndrome depresivo severo. 

Según la Asociación Americana de Depresión y Ansiedad, aproximadamente 322 millones de personas a nivel mundial padecen un cuadro depresivo, de los cuales el 5 y 12% de los casos son hombres.

Sin embargo, por la falta de comunicación que el género masculino tiene con su grupo social,.

Tratando de ocultar lo más posible sus emociones, existe una gran cantidad de pacientes que no son diagnosticados adecuadamente. 

Depresión masculina.

Generalmente los síntomas iniciales se comienzan a presentar al inicio de la edad adulta.

Las tasas de depresión son mayores en hombres entre los 35 y 49 años,  presentando la depresión en un 3% de la población masculina en este grupo etario. 

Los hombres entre los 50 a los 64 años presentan depresión en un 2.8% de los hombres a diferencia de la población entre los 16 a los 34 años la tasa es 2.4%. 

Definición. 

La depresión se clasifica como un trastorno del estado de ánimo.

Se describe como un estado prolongado de, por ejemplo:

  1. melancolía

  2. cansancio

  3. tristeza 

  4. infelicidad

Sin afectar las actividades cotidianas del paciente.

A diferencia del cuadro clínico de depresión, donde la tristeza, pérdida o frustración interfieren con las actividades cotidianas durante un período de tiempo mayor a 3 meses. 

Clasificación.

  1. Depresión mayor. Se presenta, sin duda alguna, cuando los sentimientos de pérdida, tristeza o frustración interfieren con las actividades de la vida cotidiana por un período prolongado. 

  2. Trastorno depresivo persistente. Se trata de un cuadro depresivo que tiene una duración igual o mayor a 2 años, durante los cuales se presentan lapsos de depresión mayor, además de ser alternados con lapsos donde los síntomas son menores. 

Causas.

Existen diversas factores que influyen en el desarrollo de este trastorno emocional, entre los más frecuentes se encuentran: 

  1. Factores familiares. Esto se debe a la herencia de conductas y formas de comportamiento adquiridas de padres a hijos, vivir situaciones de violencia intrafamiliar, manipulación o dependencia económica, son situaciones detonantes para esta patología. 

  2. Enfermedades previas. Patologías como el Cáncer, artritis reumatoide, Diabetes Mellitus, además en ocasiones los medicamentos pueden causar efectos secundarios que pueden desencadenar o empeorar la depresión. 

  3. Consumo de sustancias. El consumo excesivo de alcohol, sustancias estupefacientes pueden generar una alteración importante en el estado de conciencia, causando alteraciones en la secreción cerebral de serotonina, dopamina y oxitocina, las cuales son fundamentales para un adecuado funcionamiento cerebral.

  4. Situaciones de estrés. El exceso de trabajo, una relación de pareja o familiar desgastante, generando un patrón de autoexigencia, que es desgastante para un adecuado desarrollo. 

  5. Aislamiento social. 

Síntomas

Los síntomas de la depresión varían mucho entre hombres y mujeres, por lo qué es importante observar los datos de alarma que se puedan presentar.

Existen hombres que cursan con un cuadro depresivo, que pueden presentarse enojados o agresivos. 

Los síntomas pueden variar de hombre a hombre, sin embargo los síntomas frecuentes son los siguientes, por ejemplo: 

  1. Irritabilidad o agresividad. 

  2. Sensación de ansiedad. 

  3. Pérdida de interés en las actividades laborales o familiares. 

  4. Problemas con el deseo sexual y el rendimiento durante la actividad sexual. 

  5. Dificultad para concentrarse. 

  6. Cansancio o fatiga. 

  7. Alteraciones en el sueño (falta de sueño o demasiado cansancio). 

  8. Consumo excesivo de alcohol o drogas. 

  9. Aislamiento. 

Diagnóstico. 

La mayor parte del tiempo, los hombres evitan enfrentar sus sentimientos.

La mayoría de las ocasiones, son los familiares o amigos del afectado los que detectan los síntomas de la depresión en el afectado. 

Ante cualquier síntoma, se sugiere acudir con un médico, para qué realice una historia clínica completa.

Donde se expondrán antecedentes de importancia (enfermedades previas, consumo de medicamentos o estupefacientes) y la evolución de los síntomas, así como la gravedad de los mismos. 

Se realizan diferentes test y pruebas de laboratorio para confirmar el diagnóstico. 

Es importante mencionar, qué el hombre afectado debe ser honesto sobre sus síntomas, sus cambios de comportamiento social y el consumo excesivo de alcohol o drogas. 

Tratamiento 

De igual manera, se debe canalizar al afectado con un psicólogo, la cual debe tener un enfoque conductual.

Guiando al afectado para que logre canalizar adecuadamente las emociones, mejorando su desarrollo personal, laboral y social. 

La psicoterapia ayuda al mostrarles a los pacientes, nuevas formas de pensamiento y comportamiento.

Buscando modificar los hábitos detonantes de depresión, así como también ayuda a los hombres a entender y resolver situaciones o relaciones difíciles, que pueden estar causando o empeorando el caso. 

En ocasiones, la psicoterapia no es suficiente para lograr los resultados deseados, por lo qué se puede iniciar con antidepresivos, los cuales pueden dar buenos resultados. 

Sin embargo, los beneficios logran percibirse después de algunas semanas. 

Los síntomas como las alteraciones de sueño, el apetito y los problemas de la concentración, mejoran antes de presentarse cambios significativos en el estado de ánimo. 

Es importante mencionar, que el consumo prolongado de antidepresivos puede tener algunos efectos secundarios, los cuales son los siguientes: 

  1. Dolor de cabeza 

  2. Nerviosismo 

  3. Inquietud 

  4. Náuseas o malestar estomacal. 

  5. Disfunción eréctil. 

Los efectos secundarios disminuyen con el tiempo, es importante informarle a su médico tratante en caso de que se presenten.

Para minimizar los efectos, se puede modificar la dosis del medicamento, dando de manera inicial, dosis bajas y aumentarla de manera gradual. 

Es importante mencionar, que los antidepresivos pueden ser un grave riesgo para los adolescentes y adultos jóvenes, esto porqué, se ha demostrado en diversos estudios, que el uso de medicamentos puede hacer que los jóvenes tengan pensamientos suicidas, aumentando el riesgo de intentos suicidas, por lo qué, se sugiere tener un control estrecho con su consumo y tenerlos bajo observación constante. 

El tratamiento para la depresión debe ser personalizado, algunos hombres pueden iniciar solo con psicoterapia y posteriormente agregar medicamentos, en caso de que se requieran. Otros podrían comenzar tanto con medicamentos como psicoterapia. 

Medidas de prevención. 

Es fundamental buscar la manera de cuidar nuestra salud mental con diversas actividades cotidianas, que nos ayudan a disminuir el riesgo de padecer un cuadro depresivo, entre las cuales se encuentran: 

  1. Pasar tiempo de calidad con familia y amigos. 

  2. Hablar con un ser querido sobre nuestras emociones y sentimientos. 

  3. Realizar actividad física de manera regular. 

  4. Clasificar las actividades, buscando mejorar el exceso de trabajo. 

  5. Mantener una rutina establecida. 

  6. Buscar actividades recreativas. 

  7. Evitar el consumo excesivo de alcohol. 

Es importante recordar que  la depresión es un asesino bastante silencioso, que puede causar grandes problemas en el desarrollo social, emocional y profesional de quien la padece, por lo qué  es fundamental buscar ayuda con un profesional ante cualquier signo o síntoma que se presente. 

Inicio

Síguenos en Facebook

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quieres Más Información?