Ya casi llega tu bebé. Realiza estos ejercicios previos al trabajo de parto

Preparar la llegada de un nuevo miembro de la familia no  solo es cuestión de compras y disponer de un hogar amoroso para él o ella.

La preparación para tener un hijo, también implica un aspecto emocional y afectivo.

Los padres deben estar preparados para hacerse cargo de un nuevo ser, de una nueva vida.

Durante el embarazo y sobre todo ya próximos al alumbramiento, se recomienda que la preparación de la mamá también sea física y de eso hablaremos este blog.

Ejercicios durante el embarazo

Hacer ejercicio durante el embarazo además de mantenerte en forma te ayudará a prevenir:

  1. diabetes gestacional

  2. preeclampsia 

  3. otras complicaciones que trae a veces consigo el embarazo

Se recomienda hacer ejercicios diarios de baja o media intensidad con una duración de 20 a 30 minutos.

De esta manera, además de cuidar que tu corazón esté saludable, te ayudará a cuidar tu peso, mantenerte despierta.

Te favorecerá para prepararte físicamente para el periodo de posparto.

Ejercicios como:

  1. dar caminatas

  2. subir y bajar escaleras

  3. bailar

  4. nadar

  5. hacer sentadillas o sentarse en cuclillas

  6. rebotar sentada en una pelota de pilates 

  7. hacer yoga (hay algunas posiciones especiales y otras adaptables)

Están completamente recomendados.

Estos entrenamientos además, de ser un buen cardio de mediano o bajo impacto tú puedes ir regulándolos.

Es importante que, si antes del embarazo no acostumbrabas a ningún tipo de ejercicio, las rutinas que vas a realizar sean en pautas sencillas y cortas.

Debes estar atenta ya que ninguno de los ejercicios debe causar dolor, fatiga o cansancio.

Ejercicios preparto

Existen ejercicios específicamente recomendados para los momentos finales del embarazo.

Este tipo de gimnasia preparto ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico y el periné.

Algunos estiramientos de bajo impacto y masajes ayudan a prevenir y, en ocasiones, hasta evitar los dolores en las contracciones de parto.

Además de otorgar flexibilidad en la cintura pélvica y escapular, ayudan a fortalecer las piernas y muslos evitando problemas circulatorios.

De la misma manera, es sumamente recomendado practicar técnicas de relajación y respiración en donde se trabaje específicamente el control de la respiración.

Ya que esto puede reducir en gran medida los fuertes síntomas antes y durante del parto. 

Además que al hacer ejercicio podrás producir oxitocina.

¿Para qué sirve la oxitocina?

Esta hormona, llamada en ocasiones la hormona del amor, es producida por el hipotálamo en el cerebro.

Para el final del embarazo así como durante y después del parto, esta hormona estimula el útero.

Específicamente el músculo liso para aumentar la frecuencia, intensidad y duración de las contracciones ayudando de gran forma en el momento de dar a luz inclusive ayuda a una mejor dilatación en el parto.

Otras maneras de liberar oxitocina son el contacto físico como los abrazos, la risa, el tiempo de calidad con seres queridos.

El contacto con las mascotas, escuchar música con atención, hacer actos de generosidad y hasta llorar.

Por eso te invitamos a que si estás esperando una nueva vida dentro de ti lo hagas de la manera más saludable y feliz posible y pongas en práctica algunos de los ejercicios y prácticas que aquí te recomendamos.

De la misma manera te invitamos a que hagas una cita con nosotros y consultes con tu médico qué ejercicios y posturas son las más recomendadas para ti.

Ya que estos pueden variar un poco según cada organismo y costumbre y así liberes un poco de estrés y oxitocina y te encuentres preparada para que cada momento esté lleno de dicha.

Síguenos en Facebook

Inicio

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quieres Más Información?